martes, 19 de enero de 2010

Tips para hacer Scrapbooking

Escrito por Annet



El scrapbooking es un método para preservar fotografías y otros recuerdos impresos en álbumes o scrapbooks de una forma original y divertida. En Estados Unidos es un pasatiempo muy popular; hay libros, cursos, asociaciones y hasta tiendas especializadas. Si deseas iniciarte en esta manualidad, te recomendamos lo siguiente: 

Organiza el material del scrapbook.
Saca las fotos de la caja de zapatos y colócalas en una mesa. Organízalas por temas como actividades, viajes, eventos, lugares, etcétera. Posteriormente reúne el material de decoración. 

Planea el diseño de la página.
No te pongas a pegar las fotos a lo loco. Date tiempo para ver en dónde quieres poner la decoración, las notas, las fotografías y otros elementos. 

Escribe una corta descripción de lo que está pasando en las fotografías.
De esa forma con el paso del tiempo te será más fácil recordar el momento en que fueron tomadas y también harás que el álbum será más interesante para leer.

Si se trata de un scrapbook sobre tu bebé, podrías, por ejemplo, incluir sus primeras palabras o frases graciosas. 

Marca el sitio donde vas a poner las fotos antes de pegarlas.
Con esto lograrás que las fotos queden derechas. Monta las fotos usando guías (unas esquinitas adheribles donde se deslizan las fotos). Con las guías las fotos se mantendrán en su lugar, no tendrás que pegarlas directamente al libro y podrás quitarlas cuando quieras sin riesgo a arruinarlas. 

Usa libros con hojas gruesas.
Las hojas muy delgadas limitan la cantidad de decoración que puedes pegar ya que el peso de las fotografías y otros materiales impresos las hacen frágiles y, por lo tanto, más fáciles de romper. 

Corta las fotografías para mostrar sólo lo que más te interesa.
Así tendrás más espacio en las páginas del scrapbook y lo harás más interesante. Marca las fotos por detrás con lápiz antes de cortarlas. Coloca un pequeño marco sobre las fotos que quieras resaltar o para tapar un corte imperfecto. 

Utiliza plantillas para escribir textos y dibujar figuras.
Te será más fácil escribir sobre el scrapbook, sobre todo si no te gusta tu letra o si te cuesta trabajo dibujar. Las plantillas también te ayudarán a dibujar figuras en papeles decorativos para cortarlas después. 

Usa pegamentos, tintas y papeles que no contengan ácido.
El ácido destruye las fotos con el tiempo. Lee con atención los empaques de los productos que vas a incluir en el álbum para asegurarte que no tengan ácido (sobre todo los que van a estar en contacto directo con las fotos). 

En un scrapbook puedes poner:
Copias de certificados de nacimiento de tus hijos o de tu matrimonio
Etiquetas de vinos que hayas probado durante un viaje o que hayas consumido en una ocasión especial.
Entradas (boletos) de eventos deportivos, conciertos y obras de teatro a las que hayas asistido
Flores secas (por ejemplo las de los arreglos florales de tu boda o ramo)
Cartas, tarjetas y postales de familiares y amigos si pasaste tiempo lejos de tu casa
Pedazos de tela de prendas de ropa especiales para ti, por ejemplo, el primer calcetín que usó tu bebé.