martes, 6 de octubre de 2009

Para que tengan cuidado las mamas primerizas


 

Nos mando esta carta una mamá entristecida, enojada y desilusionada de la negligencia médica en la cuál muchas se han visto envueltas, por eso es bueno pedir siempre una seguna opinión. Esta carta esta dirigida el director del hospital, veamos lo que nos quiere compartir..

Estimado Dr. Loya

Hace 43 días tuve una cesárea a cargo de la Dra. Perla Hernández. Siempre recibí una maravillosa atención de todo el personal médico. Desgraciadamente ahora no puedo opinar lo mismo y después de mucho meditar las cosas, decidimos que lo mejor era hacerle saber al director del hospital nuestra desagradable experiencia. Quiero mencionar primero que nada que la Dra. Hernádez ha sido una gran guía para nosotros en todo el proceso del embarazo y ha demostrado ética y profesionalismo en todo momento; así que ella no tiene nada que ver con ésta queja.

El 23 de agosto de 2009 a las 10.50 am nació en el Hospital Galenia. La pediatra que recibió a nuestro bebé fue Elena Aguilar Sánchez. La Doctora Aguilar estuvo atendiendo al bebé durante los dos días que estuvimos en el hospital por lo que decidimos que ella podría ser su pediatra. En el hospital nos informó que por ley el bebé debía ser vacunado contra la tuberculosis además de otras vacunas. Cuando le preguntamos si en realidad era necesario, ella simplemente aseguró que no había otra opción. Decidimos aplicárselas con ella ya que nos dijo que tenía que ser lo más pronto posible.

La siguiente semana fuimos a consulta en donde nos aclaró ciertas dudas, nos dijo que podíamos cambiar la fórmula sin ningún problema y nos dijo que el bebé podía comer cada vez que lo pidiera. A raíz de ahí el bebé empezó a cambiar un poco, se quejaba mucho y vomitó un par de veces, nosotros nos asustamos y lo llevamos a urgencias y la doctora bajó a checarlo, le mandó ranitidina y nos dijo que si volvía a vomitar habría que hacer unos estudios. La ranitidina ayudó mucho a los cólicos que al parecer tenía el bebé, decidimos regresar a la fórmula anterior y todo siguió muy bien y sin vómito durante cuatro días. El quinto día en la mañana el bebé empezó con hipo y enseguida vomitó casi toda la leche. Lo llevamos al hospital y le llamamos a la doctora ya que ella nos había especificado que si volvía a vomitar era necesario llevarlo de emergencia a harle unos estudios. Al llegar al hospital enseguida nos canalizaron para hacerle un ultrasonido y una radiografía. Estaban presentes además de la Doctora Aguilar, un anestesiólogo, un doctor que al parecer está a cargo de esa área y el chico que hizo los estudios. Todos estaban hablando de las imágenes y solamente pudimos entender cuando hablaban de operar.

La Doctora nos pidió que subiéramos a su consultorio y como si nos diera la peor noticia nos informó que nuestro bebé tenía Estenosis Hipertrófica de Píloro y que sólo se curaba con una operación prácticamente de emergencia. Trato el tema como algo muy grave y nos asustamos muchísimo. Nos dijo que si esperábamos más el bebé podía deshidratarse y desnutrirse y que no había otro camino. Como nosotros contamos con seguro de gastos médicos mayores, le comenté que sólo tenía que darlo de alta en GNP y en 2 días el bebé ya podría ser operado y la Doctora nos dijo que ella no trabaja con ninguna aseguradora pero que podíamos pagarle en meses sin intereses pero que a su anestesiólogo le tendríamos que pagar en un solo pago. Nos dijo que sus honorarios era 25 000 pesos ya con anestesiólogo. Quedamos en que yo le llamaría esa tarde para programar la cirugía del bebé. 

Mi ejecutivo de GNP me recomendó que yo le pidiera que aceptara lo que GNP le diera y que nos pusiéramos de acuerdo para que no tuviéramos que esperar en recuperar el dinero si había alguna complicación. Cuando le llamé a la Doctora para programar la cirugía ella me dijo que el viernes tenía un congreso y se le complicaba pero por ayudarnos entonces se quedaba. Le comente que nos recomendaron a un buen pediatra en Mérida y que tal vez allá era menos caro que en Cancún y ahí fue cuando empezó a tratar de convencerme de que nos quedáramos aquí. Se justificó diciendo que desgraciadamente las aseguradoras no valoraban el trabajo de los doctores y les pagaban muy poco y se tardaban 6 semanas en pagar pero que ella sólo por ayudarnos podría aceptar lo que GNP le diera y que yo le diera la diferencia en pagos con su terminal de Bancomer o que le propusiera algo, pero que lo importante era operar a mi bebé. Pero me dijo que su anestesiólogo era aparte ya que él no iba a trabajar por 1000 pesos que era lo que GNP pagaba así que a él le tendríamos que pagar enseguida lo que él cobrara.

Sentí muchísima desconfianza ya que no me gustó sentir que no sólo no me daban la información que necesitábamos, sino que también tenía que negociar algo que el seguro generalmente hacía. Investigué lo que es La estenosis de píloro y llamé al pediatra en la Clínica de Mérida y él me informo que para empezar es una enfermedad peligrosa ya que el bebé se deja de alimentar, pero la operación es sencilla y para nada algo tan grave. Le pregunté si trabajaba con GNP y me dijo que sí. Ese mismo día nos fuimos a Mérida y llevamos al bebé a consulta al otro día. Al llegar, lo primero que hizo el doctor fue preguntar cuándo había vomitado por última vez y cuando le dijimos que fue hace 2 días, enseguida dijo que no tenía nada. Lo pesó y lo midió. Al nacer, pesó 3 140kg y midió 51cm, en ese momento pesaba 3 500kg y medía 58cm. Nos comentó que si tuviera algo, su peso no habría aumentado tanto. Le mostramos lo estudios que se hicieron y dijo que no decían nada, que no había nada que mostrara que la leche no podía pasar y que el grosor del píloro estaba dentro del rango normal. Decidimos hacerle estudios nuevamente y en las placas nunca se mostró nada. En Galenia NUNCA me entregaron las placas de los análisis, sólo un CD con el ultrasonido pero sí me los cobraron.

También allá nos enteramos que es mentira que la ley dicta que los bebés recién nacidos deban ser vacunados contra la tuberculosis. Que hay más casos de tuberculosis por la misma aplicación de la vacuna que los que hay por contagio. La doctora se llevó unos buenos 1,300 pesos por eso.
El problema era que le dábamos de comer cada vez que él se quejaba. La Doctora Aguilar nunca me explicó que debían pasar al menos 2 horas entre toma y toma ya que teníamos que permitir que pasara el proceso digestivo. Eso era todo. Quería operar a un bebito perfectamente sano.

Es muy grave todo lo que nos pasó. Estuvimos a punto de operar a un bebito de 17días. Me gustaría pensar que la Doctora es simplemente una perfecta ignorante o que fue un error. Pero fueron 3 doctores los que estuvieron ahí. Espero ver que se hace algo al respecto. Lo peor no fue todo el dinero que gastamos en estudios. Nos hicieron sufrir muchísimo y si fuéramos tan tontos como al parecer pensaron, en éste momento tal vez estaríamos agradecidos por haber curado a mi bebé. Jugar con la salud de la gente es negligencia y no sólo es injusto, es ilegal.

8 comentarios:

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Ups... esto si q esta duro... q bueno saberlo priomiux... aunq no soy primeriza jajaja
besitoooo

J@cquie dijo...

Verdad que si, pobrecita, pero esta bueno para que todas pidamos una segunda opinión caray.
Hay que mala onda no?
Besitos!!!

Anónimo dijo...

Es indignante saber estos abusos por parte de los doctores, antes decian que los abogados y los politicos eran los mas rateros, pero ahora les estan ganando los medicos que lo primero que hacen al ver a una "Cliente" es verle es signo de pesos para tantearle cuanto les pueden sacar.
Yo trabajé por un tiempo en un hospital y tristemente me di cuenta que son en realidad muy pocos los que trabajan por amor a la VIDA y que realmente estan preparados. Incluso conocí a un cardiologo que decia que él hasta a su madre le cobraba.

J@cquie dijo...

Si caray tienes toda la razón, es muy triste ver que ahora todo se mueve por dinero. Si no tienes te mandan a la goma y ni siquiera te atienden, simplemente te ignoran.

No puedo creer que haya dicho eso eses doctor, eso si es el colmo de los colmos. Como le vas a cobrar a la persona que te dio la vida, por la cual eres lo que eres ahhhhhh que coraje por eso estamos como estamos verdad.

Gracias por compartirnos tus experiencias
Te mando besos

Anónimo dijo...

Gracias por compartir su experiencia, asi tendremos mas cuidado al elegir a un medico, antes d leer esta nota habiamos programado una cita con esa pediatra, la cancele inmediatamente despues d leer este articulo... Muchas gracias

Anónimo dijo...

hola! Les cuento que mi bebito está súper bien! nunca existió NADA malo en él y ahora más que nunca estoy segura de que sí fué falta de ética. La verdad me gustaba pensar que igual la doctora era una tonta sin experiencia, pero cuando hablé con el director del hospital me di cuenta de que simplemente les es fácil jugar con la ignorancia de la gente, porque la verdad no iríamos con el doctor si supiéramos!!! pero en fin. Me entrevisté oon ellos y sí hubo un enoooorme esfuerzo del director del hospital por defender a su doctora, tratando de convencernos de que era un simple error. A mis ojos, ese error tan simple de apreciación con él le llamó, era una opración a mi bebito de 17 días. Aspi que muy bien por no ir con esa doctora! seguro le salió cúper caro el título en la ibero.

mil gracias por escribir!! y aguas!!!

Aline Canudas dijo...

Mi bebito está enorme y sano, no vomita ni nada, ni siquiera hace berrinches!
Me entrevisté con el director del hospital y llamó a la doctora por sitenía algo que decir. Ella sólo estaba enojada porque nosotros no le dijimos nada cuando supimos que estaba bien. Tomó su error como algo que no tenía mayor importancia y el director me dijo que esperaba que no dijera las cosas en serio en ese mail.
ME impresionó su falta de tacto y comprensión porque finalmente el cliente soy yo. Su hospital es muy reconocido y MMUUYY CARO. Y hace poco me encontré a la doctora en un bar y se fué al verme. Ásí que muy bien por cancelar la cita con ella.
Puedo recomendar a Campos Orta del Hospital Americano, es supér buen pediatra, y se nota la experiencia, conozco a varios niñitos que son sus pacientes desde que son bebitos.
Gracias por los comentarios y mucho cuidado porque nunca hay que quedarse con la primera opinión.

Carlos trejo cd de mexico dijo...

Yo tambien fue victima de un medico cirujano en ese Hospital de Galenia el Dr. Treviño fue en el verano pasado de vacaciones despues de comer me dolio la boca del estomago acudio a urgencias de ese hospital y me valoro ese doctor me dijo que era urgente operarme por que tenia apendicitis al cabo de 2 hrs el dolor habia desaparecido me dijo que tenia que operarme apesar de haber mejorado pero yo me sentia bien me hizo firmar que el nose hacia responsable si me pasaba algo yo pedi una valoración mas por el Dr Hashimoto y medijo que en ese hospital son unos rateros me dijo que tenia gastritis y que bueno que me habia salido de ahi ahora estoy sano y le doy gracias a dios de haberme encontrado al Dr hashimoto.